5/5 (1)

Las manifestaciones, a veces tedioso, especialmente cuando se trata de identificar a los intrusos, pero en general convincente y ejercicios de neutralización de éxito, pero se hace demasiado corta distancia, pues él tenía que permanecer dentro de la vista de los periodistas. El día de la demostración de nuevos sistemas de anti-drone celebrada el 18 de noviembre en el aeropuerto militar de Villacoublay (Yvelines) no se han llenado los fans de la espectacular, pero ha entregado lecciones útiles sobre el estado de la técnica en términos de la lucha contra una amenaza es ahora tomado muy en serio por las autoridades. Esta demostración, proyectos combinados, anti-drone “, desarrollado por la Secretaría general de la defensa y la seguridad nacional (SGDSN), bajo el primer ministro, en colaboración con la ANR (Agencia nacional de investigación), ha sido la oportunidad para levantar el velo de los tres proyectos (en parte), y financiado por el Estado. Los tres proyectos tienen en común a casarse con el “ladrillo” tecnología conocida, en particular en el sector de la defensa, con el objetivo de identificar a través de un monitoreo de pan, identificar y neutralizar a los drones potencialmente agresivos.
El proyecto Angelas,cuyo líder es el Onera, el centro francés para la investigación aeroespacial, y que también involucra a Thales, el CEA, pero también FED, utiliza un radar de activos con el fin de realizar el seguimiento de un pequeño avión volando a 3 km, pero también un radar pasivo utilizando las ondas de la televisión digital (TNT) en la que se puede llegar a “resonar” un drone. El radiogoniomètrie (detección de las ondas en el fin de localizar un dispositivo), pero también la acústica (para especificar la altura de la diana) también son puestos a contribución. La posibilidad de utilizar un Lidar (laser radar) está siendo considerado. Para identificar con precisión el objeto identificado, el proyecto Angelas en busca de cámaras de alta resolución, la luz infrarroja (que detectan el calor generado por el motor), y el radar, en particular. Angelas hace su aportación al sistema Eclipse de Thales para crear una “burbuja” de la electrónica que va a interferir con el enlace de radio entre el zumbido de la sospecha y de control de radio que opera la dirección.
El proyecto Boréades, cuyo líder es la empresa CS, también se despliega radar, sofisticado, infrarrojos, optronic (tecnologías de la combinación de la óptica y electrónica) y de los procesos de neutralización de la electromagnética. Estos pueden ser usados para identificar visualmente el destino. Útil para no confundir un drone de treinta y cinco centímetros de escala con un pájaro. Boréades ofrece una instalación fija o móvil.
El proyecto SPID combina Roboost grupo (Byblos) y un grupo de las PYMES, pero también se asocia el GIGN y de la policía nacional en el marco de un programa que también hace que la parte hermosa de la radiogoniomètrie, óptica, radares, cámaras, pero también la acústica. Este proyecto tiene la particularidad de ser capaz de ser desplegado en menos de treinta minutos y se instala en un vehículo (sólo pesa 60 kilos). Es decir, en particular para el uso en zonas urbanas.
La presentación de los tres proyectos, se pueden extraer tres lecciones clave.
La primera es que, contrariamente a lo que podría sugerir que las manifestaciones, obviamente es más fácil detectar un pequeño drone que neutralizan. Todos los interesados están de acuerdo : para hacer inoperante de un drone es muy difícil, porque pueden cambiar en vuelo regular por GPS, sin que sea necesario por tanto establecer un enlace de radio con la télépilote. En estas condiciones, es la forma más eficaz para interrumpir la unión de los GPS. O instalar una interferencia de pie, pero de gama baja alrededor de una planta de energía nuclear. Sin embargo, el uso de esta técnica es, en términos jurídicos, un muy estrictamente regulado, ya que induce efectos secundarios de los muchos usuarios de enlaces GPS, comenzando con la aeronave y los servicios de emergencia.
La segunda es que la caza de drones promete convertirse en un mercado de primer orden. Estos tres proyectos que ya tienen o están a punto de tener, a sus clientes. Algunos ya han sido implementadas durante la Euro 2016 de fútbol. La lista de usuarios potenciales es muy larga. El Estado, para la organización de grandes eventos (Euro, COP21, 14 de julio de desfile), sino también la supervisión de las cárceles, así como algunas grandes empresas (FED, por supuesto, pero también de la SNCF y de los aeropuertos) a las personalidades que tienen miedo a volar drones paparazzi. Los sistemas de vigilancia antidrones puede argumentar, en la versión básica, un par de decenas de miles de euros. El sistema desarrollado por Boréades puede ser acusado de 300, 000 de euros para supervisar una casa de detención, o más de 500 000 euros para garantizar un evento de gran magnitud. Este es un precio muy alto para prevenir los riesgos presentados por un avión no tripulado, que no va a costar más de 800 euros a su dueño…
El último de la enseñanza es que no podemos descartar cualquier desfile. Otras técnicas tales como la interferencia en la emisión de microondas de alta potencia, radar, holográfico 3D o drones anti-drones también son considerados. Sigue siendo el uso de aves de presa. En la víspera de la manifestación de Villacoublay, la fuerza aérea ha anunciado la adquisición de las águilas, capaces de interceptar y neutralizar los drones en zonas sensibles. El General Jean-Christophe Zimmermann dijo que los militares recibieron cuatro huevos de las águilas reales en Austria. Las aves, nacido en la primavera, son, dice, “ya eficiente” .

 

Please rate this