5/5 (1)

Esto seguramente no será suficiente para disipar la sombra de la parte que pega a las hélices (asesino ciego, la amenaza fantasma, oscuro inquisidor…) pero el zumbido aparece más y más como una herramienta eficaz para contribuir a la humanitaria y emergencias de salud. En los últimos tiempos, hay más anuncios de proyectos, como resultado de las iniciativas emprendidas, en particular durante los grandes desastres naturales. La experiencia sin duda el más logrado tendrá lugar a partir de julio a Ruanda, un país muy pobre, pero que ha descubierto una vocación de alta tecnología y comenzó a desarrollar logro con la contribución de los drones. En julio, los dispositivos de la firma californiana de Canopy (tirolesa, en inglés) estará en funcionamiento para garantizar el funcionamiento de un sistema automatizado de entrega de aire de los medicamentos y las muestras de sangre tomadas en el oeste del país.
En el marco de un convenio de colaboración con el gobierno de ruanda, aviones de ala fija (aviones pequeños, de unos 2,50 metros de envergadura, equipado con dos pequeños motores eléctricos) entregar los productos farmacéuticos y muestras refrigeradas. Que se de traslado entre las instalaciones del hospital, para que los bonos son difíciles debido a la falta de infraestructura de transporte. Cada drone puede llevar una carga de alrededor de 1,5 kg y tiene una autonomía que permite navegar casi 60 kilómetros. Lanzado el uso de una catapulta y guiados por el GPS, no hacer una entrega, pero dejó caer su carga, para que terminen su camino se aferran a un paracaídas de papel. Una vez de vuelta a su punto de partida, sus baterías serán reemplazados, y el nuevo destino programado en un mapa-SIM.
El uso de una docena de drones, Tirolesa esperanza de ser capaz de proporcionar 50 a 150 rotaciones por día entre los días 21 centros de transfusión de sangre y el hospital o la clínica del occidente del país. Que hará de Ruanda en el primer país en establecer una red de entrega de los drones.
Por su parte, Google, el cual prepara a él como una malla de carga no tripulado, bautizada como Proyecto Ala, ha presentado a principios de abril, ” una patente de una colaboración para un dispositivo con un híbrido (un ala fija, en el que se instalan dos hélices), específicamente diseñado para la respuesta de emergencia. Este super kit médico, de vuelo debe ser capaz de ser enviado rápidamente a los lugares donde la persona en problemas. Este kit de volante puede llevar a la insulina, Ventoline, el antídoto para una mordedura de serpiente o de un desfibrilador. Su uso puede obtener más particularmente se refieren a áreas remotas o afectadas por desastres naturales. Además, el jueves 7 de abril, el DJI y el Número de Emergencia Europeo de la Asociación (EENA, con sede en Bruselas) han entrado en una alianza diseñada para integrar los drones en las misiones de asistencia se llevaron a cabo en Europa. La compañía china se compromete a llevar a cabo la capacitación de los pilotos y para proporcionar el equipo necesario para los bomberos, servicios de emergencias y la seguridad civil.
Las primeras pruebas se llevarán a cabo en la compañía de bomberos de la ciudad de Copenhague y trabajará para evaluar cómo los drones pueden participar en la extinción de incendios, operaciones de rescate después de un accidente químico o una tragedia en la carretera de la escala. En Irlanda, los drones ya están evaluados en el contexto de las operaciones de coordinación de salvamento en zonas remotas. Un último ejemplo de un “drone-Saint-Bernard” : un bote inflable geolocalizada, impulsado desde la orilla, capaz de ir rápido, y por todo el tiempo en el toque de un náufrago. Listo para ser comercializado, dice Ouest-France, este drone de marina ha sido diseñado bajo la égida de la société mayennaise Nautiraid.

Please rate this